Directrices para la prueba de VPH

Varias organizaciones médicas han emitido directrices para las pruebas de detección de cáncer cervical, que incluyen a la prueba de VPH. Éstas incluyen a:

American Journal of Obstetrics & Gynecology

Directrices específicas que dictan qué hacer cuando se encuentra que una mujer tiene VPH se publicaron en el número de octubre de 2007 de la revista médica American Journal of Obstetrics & Gynecology. Éstas fueron creadas por 146 expertos que representaban 20 organizaciones y sociedades profesionales.

Resumen:

  • La prueba de VPH es método de evaluación posterior preferido en mujeres de 20-30 años de edad con resultados inconclusos en la prueba de Papanicolaou. Si la prueba muestra que no tiene VPH, se recomienda repetir el Papanicolaou en 12 meses. Si hay VPH presente, se debe de realizar una prueba de colposcopia.
  • Pruebas de VPH habituales, junto con la de Papanicolaou, son beneficiosas para mujeres de 30 años y mayores.
  • Dependiendo de los resultados de estas pruebas, los próximos pasos a seguir para mujeres de 30+ se describen a continuación:

Papanicolaou NormalPapanicolaou InconclusoPapanicolaou Anormal
No Tiene VPH Repita ambas pruebas de detección, la de VPH y la de Papanicolaou, una vez cada tres años. Repita la prueba de Papanicolaou en 12 meses. Hágase una prueba de colposcopia.
Tiene VPH Repita ambas pruebas de detección, la de VPH y la de Papanicolaou, en 12 meses. Si alguna de las pruebas es anormal en ese momento, hágase una colposcopia (un procedimiento que examina el cuello uterino con un aparato magnificador iluminado, acompañado a menudo de la remoción de tejido para analizarlo). Hágase una prueba de colposcopia. Hágase una prueba de colposcopia.


Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades

En abril de 2007, los CDC publicaron un folleto titulado "Información acerca del VPH para clínicos." El mismo ofrecía estas directrices:

  • Niñas y mujeres jóvenes: El Comité Consultivo de Prácticas de Inmunización recomienda que se administre la vacuna de VPH a niñas y mujeres jóvenes de 11 a 26 años, y declaró que se le puede administrar a niñas de hasta 9 años.

    Lo ideal es que se le administre la vacuna a la niña antes de que sostenga relaciones sexuales y, por ende, sea expuesta al VPH. Si se le administrara después, la vacuna tan sólo la protegerá de los tipos de VPH a los que no ha estado expuesta.

    De todos modos, incluso después de vacunarse, aún son necesarias las pruebas de detección de cáncer cervical (vea el próximo punto), ya que la protección que ofrece las vacuna de VPH no es total.

  • Mujeres de todas las edades: La prueba de VPH habitual debe de comenzarse tres años después de que una joven haya sostenido una relación sexual por primera vez, o a los 21 años (lo que ocurra primero). Los CDC reconocen que varias organizaciones médicas destacadas (el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras, la Sociedad Americana contra el Cáncer y la Sociedad Americana para la Colposcopia y la Patología Cervical) respaldan el uso de la prueba de VPH conjuntamente con la de Papanicolaou para mujeres de 30 años de edad y mayores. (Para más detalles, vea las directrices de ACOG que aparecen a continuación).



El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG)

Puntos destacados del boletín del 2005 de prácticas acerca del Virus del Papiloma Humano de la ACOG:

Recomendaciones basadas en "evidencia científica fidedigna y constante":

  • Se ha hallado que la prueba de VPH es más sensitiva en la detección de células precancerosas (CIN 2 y 3) que la prueba de Papanicolaou. Por ende, mujeres con resultados de Papanicolaou normales y que no tienen VPH pueden sentirse seguras de que su riesgo de tener tanto un cáncer cervical como de condiciones precancerosas no identificadas es de aproximadamente uno en 1,000.
  • Estudios que combinan la prueba de VPH con la de Papanicolaou han informado que hay un "valor de predicción negativo" (la capacidad de establecer que usted no corre riesgo) de 99 a 100 por ciento para los CIN 2 y 3.

Recomendaciones basadas en "evidencia científica limitada o inconstante", pero que aún se consideran buenas prácticas médicas:

  • El uso del condón pudiera reducir el riesgo de contraer enfermedades asociadas al VPH y pudiera ser eficaz en ayudar al cuerpo a neutralizar infecciones de VPH.
  • Es indicado el uso combinado de las pruebas de detección de Papanicolaou y de VPH en mujeres de 30 años de edad y mayores. Si se utiliza esta combinación, las mujeres que obtienen resultados normales en ambas pruebas no tienen que someterse nuevamente a ellas sino una vez cada tres años.

Recomendaciones basadas principalmente en "el consenso y la opinión experta" (en vez de datos científicos):

  • Mujeres de 30 años de edad o mayores que obtienen resultados normales en su Papanicolaou pero a quienes se les ha detectado una infección de VPH de alto riesgo deben de hacerse, de seis meses a un año después, ambas pruebas nuevamente, la de VPH y la de Papanicolaou. [Tome nota de que directrices más recientes emitidas por la Sociedad Americana para la Colposcopia y la Patología Cervica recomiendas hacerse la prueba nuevamente después de 12 meses.] Si la prueba demuestra que la mujer aún tiene en ese momento una infección de VPH de alto riesgo, ella deberá de someterse a un examen de colposcopia, sin que importe lo que indiquen los resultados del Papanicolaou.
  • La prueba de VPH puede utilizarse para establecer si está funcionando el tratamiento que reciben las mujeres por células cervicales precancerosas (CIN 2 y 3).

Puntos destacados del boletín del 2003 de prácticas acerca de la citología vaginal de detección (Papanicolaou) de la ACOG:

  • La prueba de detección Papanicolaou anual se debe de comenzar aproximadamente a los tres años después de que una mujer haya tenido una relación sexual por primera vez, o a los 21 años (lo que ocurra primero).
  • Las mujeres deben de hacerse la prueba de Papanicolaou todos los años hasta cumplir los 30 años de edad.
  • Una vez que una mujer haya cumplido 30 años, es indicado que se haga la prueba del Virus del Papiloma Humano a la misma vez que la de Papanicolaou.
  • Las mujeres cuyas pruebas de VPH sean negativas y cuyos Papanicolaous sean normales no tienen que repetir las pruebas sino en tres años. (Las mujeres que tan sólo se hacen la prueba de Papanicolaou tienen que hacerse la prueba con más frecuencia.)
  • Las mujeres que han recibido una histerectomía total, que incluya le extirpación del cuello uterino, no necesitan hacerse la prueba de detección de cáncer cervical, si se ha operado por motivos no relacionados al cáncer y si no tiene un historial de cáncer cervical. (Tome nota de que, una vez se ha extirpado el cuello uterino, el cáncer cervical obviamente deja de ser una preocupación. Lo que hacen los doctores es tomar una muestra y una prueba de VPH para detectar células anormales en la vagina y la vulva, ya que mujeres con antecedentes de cáncer cervical pueden correr un mayor riesgo de cáncer en esas partes del cuerpo. Sin embargo, la directrices del ACOG también declaran que existen datos que respaldan el dejar de hacer pruebas de detección de cáncer en mujeres que han tenido una histerectomía total por cualquier motivo, una vez que los resultados de tres pruebas Papanicolaou seguidas hayan sido normales.)