Lo que significan sus resultados

Lo que significa tener un resultado anormal en la prueba de Papanicolaou o positivo en la prueba de VPH

P

¿Cuáles son los distintos modos en que se clasifican los resultados de la prueba de Papanicolaou?

R

Si usted tiene entre 20 y 30 años de edad, los expertos dicen que el único tipo de prueba de detección de cáncer cervical habitual que debe hacerse es la prueba anual de Papanicolaou. Cuando su Papanicolaou se analiza en el laboratorio se clasifica como:

  • Normal. No necesita pruebas adicionales hasta su próximo examen anual.
  • Inconcluso, en el límite o (en terminología médica) "ASC-US" (células escamosas atípicas de importancia indeterminada). Dicho de otra manera, esto quiere decir que las células no parecen ser completamente normales, pero tampoco parecen ser completamente anormales. Se precisa de una prueba de VPH (la cual el laboratorio puede realizar con la misma muestra de células usadas para el Papanicolaou) para establecer si hay presentes algún tipo de alto riesgo del virus. Si es así, se precisa un procedimiento de colposcopia para permitirle a su doctor o enfermera examinar su cuello uterino en busca de células precancerosas que se tengan que remover.
  • Anormal. En este caso, su doctor o enfermera realizará una colposcopia para examinar su cuello uterino y establecer si hay presente alguna célula precancerosa que se tenga que remover. Al mismo tiempo se pudiera realizar una biopsia (en la que un pedazo de tejido se extrae para examinarlo en el laboratorio).



P

Si su Papanicolaou es inconcluso y la prueba de VPH revela que usted también tiene un tipo de alto riesgo de VPH ¿qué quiere decir eso?

R

Primero, recuerde: usted no está sola. Es muy común tener el VPH. Además, tener un tipo del virus de alto riesgo no significa automáticamente que usted padezca o vaya a padecer de una enfermedad cervical o de cáncer. Se estima que las mujeres que tienen un Papanicolaou inicial con resultado inconcluso y el VPH, tienen de 15 a 27 por ciento de probabilidades de padecer una enfermedad cervical de moderada a grave (precancerosa).

El siguiente paso para su doctor o enfermera es realizar otro examen llamado "colposcopia" que examina más detenidamente su cuello uterino. Si se ve alguna anormalidad, debe realizarse también una biopsia, en la cual se extrae una muestra de tejido para ser examinada en el laboratorio. Probablemente los cambios celulares leves se mantendrán bajo observación por un tiempo, ya que la mayoría de ellos desaparecerán por sí solos, sin causar ningún problema, en un lapso de uno a dos años. Si se detectan anormalidades de moderadas a graves (NIC 2 ó 3, también llamadas precancerosas), se necesitará tratamiento para eliminarlas.

La única excepción que se hace a la recomendación de someterse a una colposcopia tras un resultado inconcluso en la Papanicolaou y positivo en la prueba de VPH es cuando la paciente es una adolescente. En las adolescentes, el riesgo de tener cáncer es prácticamente nulo y la probabilidad de que la infección por VPH desaparezca por sí sola es muy alta. Por lo tanto, la mayoría de los expertos recomienda que se repita la prueba de VPH al paso de un año o bien que la Papanicolaou se repita dos veces, a los 6 y a los 12 meses. La colposcopia se realiza solamente cuando la infección por VPH persiste hasta ese momento o si el resultado del Papanicolaou es anormal.

La meta es identificar las células anormales antes de que se desarrolle el cáncer. El tratamiento entonces es más sencillo, menos traumático y, generalmente, logra prevenir el cáncer cervical. Para más información sobre cómo se tratan las células precancerosas, haga clic aquí.